Todo empezó con un trozo de pan…

 

 

Despertar una mirada crítica ante la manera de consumir y sensibilizar a niños y niñas en modelos más sostenibles es una tarea esencial si queremos transformar realidades injustas.  De aquí nace el proyecto Pesa y Piensa, una iniciativa impulsada por Campos Estela, con el objetivo que los niños y niñas sean más conscientes de la comida que se tira durante la hora de comedor.

Luego de detectar la elevada cantidad de pan que se tira diariamente en estos espacios, se propuso que fueran los mismos niños y niñas las que aprendieran a regular las cantidades de comida, así como convertirse en los actores y actrices principales del cambio. ¿Y cómo lo hacen? Después de cada comida, separan los residuos generados, los pesan, los registran y analizan los datos obtenidos. Una vez se conocen los datos reales de lo que tiramos es el momento en que los niños y niñas toman consciencia de la cantidad de comida que termina a la basura día a día, así como de pensar respuestas y soluciones para combatir el despilfarro de estos alimentos.

Los comedores participantes en esta iniciativa han conseguido reducir el despilfarro un 35%, y un 50% de residuos… y más de 3000 niños y niñas se han convertido en agentes de cambio hacía una reducción del despilfarro alimentario!

¿Quieres conocer más detalladamente este proyecto? Descúbrelo a http://www.pesaipensa.org

Organiza:

Con el apoyo de:

Con la colaboración de:

Pin It on Pinterest

Share This