Los niños y niñas del campus de verano de la escuela Aula se han atado el delantal para cocinar contra el despilfarro alimentario.

 

Durante el mes de julio hemos realizado talleres de cocina de aprovechamiento en la escuela, donde hemos aprendido que con los restos de muchos alimentos podemos hacer platos deliciosos… solo hace falta imaginación y ganas de cocinar! De las sobras de una zanahoria y de unas galletas desmenuzadas pueden salir unos bombones muy especiales; si a los restos de unos garbanzos le añadimos verduritas y especies tenemos unas croquetas para chuparse los dedos; y los restos de arroz hervido los hemos convertido en bolitas de arroz japonesas. ¿Y qué podemos hacer para aprovechar una sandía o plátanos muy maduros? Un granizado bien fresco y saludable para pasar los días calurosos. Con un poco de imaginación, encontramos recetas y combinaciones buenísimas!

La cocina es un espacio que ofrece muchas oportunidades educativas. A parte de pasarlo muy bien, los niños y las niñas pueden conocer el valor de los alimentos y de la cultura del aprovechamiento, a la vez que aprender prácticas alimentarias saludables, así como costumbres para no tirar nada de nada. Acompañar a los/las más pequeños/as a aprovechar todos los alimentos con recetas creativas, originales, divertidas y deliciosas es una forma transformadora para que puedan gritar fuerte que #lacomidanosetira!

 

 

Organiza:

Con el apoyo de:

Con la colaboración de:

Pin It on Pinterest

Share This